Opina Francisco Ibarra – Todo Sobre: el nuevo Cono Monetario.

screenshot_2016-12-15-10-31-24

El pasado miércoles 7 de diciembre, el equipo del Club de Macroeconomía UCV entrevistó al economista y director de Econométrica, Francisco Ibarra, acerca del nuevo cono monetario, que entrará en circulación el día de hoy, 15 de diciembre.

Economistas como Francisco Ibarra han dado su opinión acerca de la implementación del nuevo cono monetario en el país, producto del incremento persistente de la inflación.

A continuación podrá encontrar parte de la entrevista realizada.

  • Tomando en cuenta el entorno inflacionario en el que yace la economía venezolana, ¿es suficiente el nuevo cono monetario?

Diría que por ahora va a aligerar bastante los problemas de efectivo que hay. Es una medida necesaria; yo la saludo, sin lugar a duda. Otra cosa es porqué hemos llegado aquí, pero en términos de lo que se necesitaba es una medida adecuada. Creo que por ahora va a cumplir con los requerimientos de efectivo que tienen los venezolanos.

  • Si la impresión de nuevos billetes y monedas de mayor denominación responde a facilitar transacciones y disminuir costos de producción, transporte, etc. ¿Puede esto significar mayor inflación?

Eso no significa más inflación, la adecuación del cono monetario no significa mayor inflación. Eso es importante que quede claro porque hay una cantidad de desinformación rodando por ahí.

Es el resultado de un proceso inflacionario pero esto no, per se, significa mayor inflación. En el 2007 y 2008 tuvimos una nueva moneda, eso es diferente. Estos procesos de emisión de nueva moneda o de cambio de moneda a veces tienen un proceso de redondeo que puede generar cierto impacto inflacionario. Estos impactos inflacionarios en una economía como la venezolana son muy pequeños. La adecuación del cono monetario no tiene, per se, impacto inflacionario.

  • ¿Qué medidas económicas considera usted que deberían acompañar el cambio del cono monetario?

Si requieres ajustar la economía venezolana necesitas de una batería de políticas y no podría enumerarte las áreas que yo considero que se deben ajustar, pues son bastantes. Se requiere un plan de ajuste macroeconómico exhaustivo, es decir, que ataque muchas áreas; que ataque los cuatro grandes desequilibrios fundamentales que existen en la economía: el tipo de cambio, el mercado de bienes y servicios que tiene que ver con la inflación y la escasez, el déficit fiscal y déficit de cuenta corriente. Esta batería de políticas debe ser un plan creíble.

Venezuela requiere de un buen plan de ajuste macroeconómico sin lugar a duda y no pañitos calientes. Esos pañitos calientes no van a resolver la situación actual.

  • De no aplicarse las medidas económicas expuestas anteriormente, ¿Qué tanto podría durar el nuevo cono monetario? En el caso de que las variables macroeconómicas sigan el ritmo actual.

Si no se ajusta la economía, si no se empiezan a resolver los problemas fundamentales, sin lugar a dudas la inflación va a seguirte comiendo. Entonces, el cono monetario obviamente va a tener que, más adelante, volverse a ajustar.

Para que tengas una idea, a tipo de cambio paralelo cuando salió el bolívar fuerte se obtenían por un billete de 100 alrededor de 15 dólares. Si tú utilizas el tipo de cambio paralelo, el nuevo billete de más alta denominación compra casi 5 dólares, entonces estamos viendo que, de continuar esta tendencia y este deterioro, pues rápidamente va a ser licuado y se va a necesitar un billete de Bs. F. 50.000 y un billete de Bs. F. 100.000, pero ojalá me equivoque.

  • En otras áreas como la financiera se puede decir que, ¿los nuevos billetes significan un respiro para la banca?

Es un alivio, sobre todo para el manejo de efectivo, el manejo de los cajeros automáticos, de personal pero no es solo para la banca. Este es un alivio para todos: los consumidores, los comerciantes, etc. La gente que tenía puntos de venta y cobraba un porcentaje para dar efectivo va a perder parte de su negocio y la ganancia, o la mayor parte de las ganancias, van a ser para la población como debe ser.

  • ¿Cuál es su opinión sobre la acuñación de las nuevas monedas? ¿Cree usted que van a ser viables?

No se puede sacar un cono monetario incompleto. Obviamente, entre una moneda de Bs. F. 10, de Bs. F. 50 y de Bs. F. 100  sea la de Bs. F. 100 la que pueda servirte para algo y la de Bs. F. 50 a lo mejor también pero, siempre se necesitan sacar unas monedas. Las monedas, en teoría, tienden a durar más y tienden a ser utilizadas para transacciones más pequeñas. Hoy en día, eso no es tan así, la gente prefiere el papel. Las monedas son una incomodidad pero no se puede sacar un cono monetario incompleto, pues se debe ofrecer la oportunidad de fraccionar la moneda.

  • ¿Usted considera que la economía venezolana atraviesa un proceso de hiperinflación?

No. Todavía no estamos en hiperinflación, lo que no quiere decir que no vayamos a entrar en un momento futuro en ello. Todavía Venezuela no está en hiperinflación, estamos coqueteando peligrosamente con la idea.

  • ¿Qué hace falta para que la economía venezolana esté en hiperinflación?

Si seguimos en el camino en el que estamos actualmente y con el desajuste fiscal, aumentando los salarios con el financiamiento monetario del BCV, sin prestarle atención al dólar en el mercado paralelo, etc. Yo creo que la hiperinflación está cantada.

Lo que se necesita básicamente, para una definición clásica, es que tengas en un período una inflación mensual de más del 50% y todavía nosotros no hemos pasado por eso. La última inflación que nosotros medimos, la de enero de este año, llegó a ser 27%; la mayor inflación desde que nosotros estamos dándole seguimiento. Pero todavía no hemos llegado a estar en los niveles necesarios para la hiperinflación.

Algunos de los comportamientos que suceden en hiperinflación son: contratos y cotizaciones validos por horas, a veces ni siquiera por encima de 24 horas, las operaciones se dolarizan pero se recibe moneda local al tipo de cambio que esté en ese momento, etc. Entonces, la unidad de cuenta no es la moneda local sino otra, usualmente el dólar norteamericano.

En resumen no estamos en hiperinflación, se requiere de más del 50% de inflación mensual pero, ya se están comenzando a ver ciertos comportamientos preocupantes.

  • Algunos rumores sacan a relucir, no tanto el tema de la inflación sino, el de la estanflación. ¿Está usted de acuerdo?

La estanflación es un concepto que viene de economistas como Milton Friedman en los años 70 tras el estancamiento que hubo en Estados Unidos y su economía industrializada con un aumento en la inflación. Lo que nosotros estamos viviendo no es nada similar, nosotros estamos viviendo en una depresión económica. Nosotros a final de este año vamos a tener 12 trimestres consecutivos de contracción económica, eso es depresión económica.

Estamos hablando de que en este transcurso de tiempo Venezuela pudo haber perdido 25% de su producto en 3 años. Esto no es estanflación, esto es un desastre económico, esto es depresión económica y el país está al borde, si sigue transitando y si sigue caminando por la cornisa como está caminando, de un proceso hiperinflacionario que agravaría aún más la situación terrible que estamos padeciendo los venezolanos.

  • ¿De qué manera podría beneficiar el cambio del cono monetario a la economía venezolana?

Te va a facilitar los costos de las transacciones. En economía, los costos de transacción son importantes y son una de las restricciones que tienen los mercados para operar. Por ejemplo, si tú tienes mayores costos de transacción los mercados operan menos eficientemente.

La prueba es lo que estamos viendo: gente que está yendo a los comercios para sacar efectivo y les cobran un 20%, todo ese tipo de ineficiencias; de gente que está perdiendo tiempo haciendo eso, pues son ganancias que vas a tener con el nuevo cono monetario. Ahora podré ir al cajero para que me de los billetes que yo necesite o ir al banco periódicamente. Entonces, están disminuyendo los costos de transacción y en ese sentido el nuevo cono va a tener un impacto favorable sobre la actividad económica.

  • En base a lo anteriormente mencionado, ¿debió esta medida llegar antes?

Claro, por lo menos hace dos años el gobierno debió haber empezado a sacar el billete de Bs. 500 y de Bs. 1000.

 

Las opiniones expuestas en esta entrevista son de propiedad exclusiva del entrevistado. El Club de Macroeconomía UCV transmite las mismas con fines exclusivamente informativos, inclusivos y didácticos. Todos los derechos reservados.

Anuncios